FANDOM


IntroducciónEditar

Edvard Munch es un pintor expresionista noruego. Esta corriente busca expresar los sentimientos del artista. Presenta una visión del mundo poco realista, pues no se trata de una descripción fiel de cómo son las cosas, sino que intenta representar cómo siente las cosas. La angustia, el sentimiento de extrañamiento ante el mundo, la masificación de los grupos humanos... son sentimientos suscitados por el momento histórico en el que se encuentran, la cara oculta de la modernidad, la crítica de las repercusiones que tienen en el individuo las nuevas formas de organización social, las grandes urbes.

Esta corriente va ligada a una linea de pensamiento filosófico, el existencialismo. Este nombre fue acuñado por Kierkegaard.

Frente a unas filosofías de esencias, los existencialistas se centran en el modos de ser propio del hombre, la existencia. Afirman que hablar de la esencia del ser humano sería hablar de la humanidad, igual que al caballo le corresponde la esencia de la caballosidad. El ser humano ha sido arrojado a un mundo hostil, es un sentimiento que se extiende sobre todo en la tercera década del siglo XX, debido a que muchas personas tuvieron que abandonar sus casas y se vieron arrojadas a un mundo en ruinas.

Karl Jasper , uno de los representantes de esta corriente de pensamiento, expresa de esta forma la existencia:

Existencia es lo que nunca es objeto; es el origen a partir del cual yo pienso y actúa; sobre el cual hablo en pensamientos que nos son comocimiento de algo; existencia es lo que se refiere y relaciona consigo mismo.

VidaEditar

Edvard Munch nació el doce de diciembre de 1863, en una pequeña localidad llamada Loten, al norte de lo que hoy conocemos por Oslo. Se crió junto a su hemana Sophie, dos años mayor que él. Su madre sufría de tuberculosis y muere cuando el pintor alcanzaba la edad de cinco años. Su padre movido por el desequilibrio emocional llevó a su familia casi a la ruina, siendo su tía la que se ocupó de la educación de los dos hermanos. Munch era algo introvertido, posiblemente debido a los problemas de asma, sólo compartía largas conversaciones con su hermana. Ésta muere a la edad de diecisiete años debido a la tuberculosis.

Munch comienza la carrera de arquitectura, reuniéndose con otros estudiantes que dedicaban sus ratos libres a pintar. Durante dos meses esta rutina llegó a obsesionarle, pero la enfermedad hizo que las faltas a clase fuesen más frecuntes y empezaron a acrecentarse las diferencias entre aquello que estaba estudiando y lo que verdaderamente quería hacer. Un año después de entrar en la universidad decide dejar la carrera para dedicarse enteramente a la pintura. Entre 1882 y 1887 se mueve en los ambientes bohemios de la capital, momento en el que empieza a cuestionar los valores con los que había crecido. En 1889 se traslada a Paris, entra en la escuela de León Bonnat, donde se relaciona con los llamados postimpresionistas : Gaugain , Van Gogh , Toulouse-Lautrec. . . Pocos meses después recibe la noticia de que su padre a muerto. Se distancia del naturalismo y proyecta componer un friso sobre la vida. La primera parte fue mostrada en Berlín en 1892, desgraciadamente El friso de la vida escandalizó al público.

Munch tuvo una relación con Tulla, la hija de un comerciante de vinos, las discusiones eran constantes, hasta que un día una bala acabó con uno de los dedos del artista, culpando a Tulla de lo ocurrido, decide romper con ella y con su grupo de amigos. En ese año es reconocido en Berlín, vende los derechos de autor sobre algunos cuadros y logra una alta suma de dinero. En 1904 pinta el retrato de Nietzsche, los temores que sufría el artista eran comparables a los que plasmó en sus obras el filósofo alemán. Los innumerables viajes y el exceso de alcohol, habían acabado con el insestable ánimo del pintor. La muerte de una compañera en Noruega lo hizo caer en periodos de psicosis, pensaba que era espiado y perseguido. Su amigo E. Goldstein lo ingresó en una clínica para enfermos mentales. Es en este momento cuando obtiene su mayor reconocimiento envida. Es llamado por la universidad de su región para componer un mural, El Sol.

El final de su vida lo pasa en Ekely, acompañado de unos pocos amigos y muchos cuadros. Fue un pintor consagrado hasta el periodo nazi, éstos confiscaron más de noventa obras que estaban en Berlín, tachándolas de "arte degenerado". Posteriormente le ofrecieron participar en una exposición pero el pintor se negó.

En 1944 muere Munch en su casa de Ekely tras contraer una pulmonía. Previamente había legado toda su obra a la ciudad de Oslo.
Munch 064

El Sol. Edvard Munch

ObraEditar

En la obra de Munch la soledad y la muerte son dos temas fundamentales. El pintor expresionista está ligado a la corriente existencialista. Entiende al ser humano como un ser arrojado a un mundo que se le presenta como angustioso. A continuación veremos algunas obras de su trayectoria.

1 Muerte en el cuarto del enfermo 2 Oslo 1895 Munch-1-

Muerte en la habitación de la enferma. 1893

Muerte en la habitación de la enferma forma parte de El friso de la vida. En la composición de adivinan varios miembros de la familia. Su hermana Laura que está sentada en una silla. Su hermano Adreas está de espaldas. El pintor se retrata apoyado contra la pared. La cama vacía representa la ausencia de la persona viva. Logra una atmosfera de tristeza con las tonalidades de los vestidos de los personajes, sólo la pared es de un tono más vivo, verde esperanza. La hibitación es hermética, no tiene ventanas. Los adornos son escasos, sólo aparece un cuadro que cuelga sobre la cama de la fallecida. Las posturas de los personajes representan el lamento y la resignación, todas las cabezas aparecen inclinadas, excepto la de la figura de Inger, que mira hacia el espectador.
Vampiro

Mujer Vampiro 1893-1894

Mujer Vampiro pertence a la época en la Munch permanece en Berlín, también inscrita dentro de la colección El friso de la vida.

Quizá estuvo inspirado por la literatura de la época, Frankenstein o Drácula. Los personajes son un hombre y una mujer representados en una estructura piramidal en la que ambas figuras se funden. Emplea pinceadas azules para crear una única sombra que los encierra, y a la vez los separa del mundo exterior. Esta técnica hace que la mirada del espectador se centre en estas figuras. El pelo rojo de la mujer cae, como si fuese sangre, sobre el cuerpo del hombre, figura limitada por el brazo de la fémina. A lo largo de su vida Munch tuvo una relación dificil con las mujeres, quizá quiso representarlo en esta obra que originariamente se llamó Amor y odio.

La danza de la vida

La danza de la vida 1899-1900

La danza de la vida puede ser una representación posterior del cuadro Las tres edades de la mujer. Está ambientado en la época estival. Se describe el desarrollo de un baile en el que hay una pareja central. Al fondo podemos ver el sol con su respectivo reflejo en las aguas del mar que se enmarca entre dos mujeres; esto tiene conotaciones claramente sexuales debido a la posición contigua a la pareja principal. El hombre aparece con los ojos cerrados frente a una mujer de rojo, símbolo de la pasión, que tiene los ojos muy abiertos, como si quisiese despertar el deso en el otro. Ambas figuras están absortas en su mundo, sin que les importe demasiado lo que ocurre en el entorno. A la izquierda aparece una mujer con un vestido blanco, está sonriendo y resaltan sus mejillas sonrosadas. El gesto de aproximarse a arrancar una flor denota que está enamorada. Respresenta la primera etapa del amor, la ilusión. Al otro lado aparece una mujer vestida de negro, de aspecto más mayor, mira a los jóvenes bailarines con gesto de desaprobación, resignada en su soledad. Munch pretende simbolizar lo transitorio de los sentimientos. Estas dos figuras señalan el inico y el final de una historia que plasmaría la vida de todas las mujeres.

Implicaciones filosóficas de su obraEditar

MUNCH

El grito. E. Munch

Una de las obras más famosas de Munch es esta que aparece a la derecha, El grito. Fue pintado en 1893, momento en el que Europa estaban aonteciendo los grandes cambios de la revolución industrial, tanto en el método de trabajo como en la organización de las grandes ciudades, que fueron ensanchandose para dar cabida al creciente número de obreros. Estos cambios chocaron con la mentalidad noruega de esta época, sumida en una fé cristiana.

La figura principal del cuado no tiene sexo, sería difícil determinar si es una mujer o un hombre. Se apoya en la barandilla de un puente que no tiene fin. De cara al espectador y de espaldas a la gente que aparece difuminada al fianl del lienzo, a la naturaleza y al sol, parece que no quiere mirar a aquello a lo que se einte ageno. Es la expresión máxima de la soledad y la angustia. Estos son los sentimientos que se presentan en el existencialismo. La libertad del ser humano que ha sido arrojado al mundo, un ser que no tiene presente porque vive arrojado al futuro, cargando con el peso de su pasado.