FANDOM


Lo primero que debemos intentar es definir ese hacer que llamamos filosofía, pero es casi imposible decir de antemano lo que es filosofía, no se puede definir la filosofía antes de hacerla, como no se puede definir en general, ninguna ciencia, ni ninguna disciplina antes de entrar directamente en el trabajo de hacerla.

La filosofía más que ninguna otra otra ciencia o disciplina necesita ser vivida, el estudio de la filosofía debe ser para cada uno de nosotros una vivencia.

¿Cuál es el significado de vivencia? Editar

Vivencia es lo que queda en nuestro ser psíquico, es decir, lo que impacta, las experiencias que hemos vivido, y que han quedado en nuestra conciencia, como la libertad, la belleza, momentos de felicidad, de terror, de miedo, etc.

Ejemplo: Editar

Una persona puede estudiar minuciosamente el plano de nuestra ciudad, anotar los nombres de las calles, parques, monumentos, etc, puede llegar mediante el estudio del plano a conocer toda la ciudad, pero no pasa de ser una mera idea. En cambio, si pasea por sus avenidas, visita sus monumentos, recorre sus parques, osea, se pone realmente en presencia de lo que era una idea, esto es una vivencia, pues, se está en presencia, en contacto personal con el objeto, se vive con él, se lo tiene realmente en la vida.

De la misma manera, la filosofía debemos vivirla, cuando hayamos recorrido algún camino, poco a poco iremos sintiendo cómo el círculo de problemas, de reflexiones y de meditaciones constituyen el cuerpo palpitante de eso que llamamos la filosofía.

¿Cuándo hago yo filosofía? Editar

Muchas veces y sin darnos cuenta, nos encontramos en una reflexión típicamente filosófica.

Ejemplos: Editar

  • ¿Qué carrera universitaria voy a estudiar? Pienso en el dinero que puedo ganar, tambien tengo en cuenta la necesidad social de una profesión, ¿Encontraré como profesor, médico, o piloto, la satisfacción de mi mismo como persona?.
  • ¿Qué necesidad hay de estudiar tanto, si muchas personas con mediana preparación son felices?.
  • Si después de la muerte no hay nada, ¿Por qué vivir? Y si hay una vida posterior, ¿Qué sentido tiene esta antesala?.
  • ¿Por qué me aburro sin nada que hacer, y me desespero cuando tengo muchas cosas pendientes?.
  • ¿Por qué razón aún existen el hambre, la opresión, la injusticia y la guerra en un mundo con un desarrollo científico como el nuestro?.
  • ¿Qué razón hay para que me entienda mejor con personas de mi mismo sexo que con las del contrario, cuando las que me atraen son las de éste, y no existe más que una diferencia anatómica?.

Estas son unas pocas de las miles de preguntas que una persona común se hace en el curso de su vida, ninguna de ellas tiene una respuesta científica, pero necesita ser contestada, ninguna de sus respuestas tendrá como los conocimientos científicos, validez igual para toda persona en todo lugar o circunstancia. Y sin embargo, es irremplazable para mí la necesidad de constestarlas, bien o mal, es entonces cuando hago yo mi propia filosofía.

¿Para qué estudiar filosofía? Editar

Si es de mi propia vida de donde surgen las preguntas que ha de resolver la filosofía, y soy yo mismo quien puede darles respuesta, ¿Para qué estudiar filosofía?.

Del mismo modo podría decirse que siendo en mi cabeza donde se presenta el dolor, y pudiendo yo mismo tomar la aspirina, ¿Para qué la medicina y la química?.

No podemos pensar que veinticinco siglos de reflexión sobre los mismos problemas sean inútiles.

Si cuando en mi surgen las preguntas, no tengo más ideas que las que yo pueda inventar, las posibilidades de tengo para responderlas con satisfacción, serian inferiores de no contar con los conocimientos sobre las respuestas dadas por otros en el curso de veinticinco siglos. El número de opciones, de herramientas conceptuales, será mayor si se posee un conocimiento filosófico.

Hemos de estudiar la filosofía, no como la solución al problema o como la respuesta a las preguntas, sino como el estudio de las herramientas y los ladrillos que nos permitiran y ayudarán a construir nuestras propias respuestas, acorde a nuestras necesidades.

Se tratara entonces, en todo momento, de reflexionar sobre mis problemas personales, familiares y sociales, buscando además de una solución práctica, un sentido, un fundamento a esta solución que permita verla no sólo como útil o conveniente, sino también como satisfactoria a mis anhelos e ideales en la vida.

"AYUDADO POR LOS GRANDES SISTEMAS TEÓRICO-FILOSÓFICOS PUEDO HACER MI VIDA, A MI IMAGEN Y SEMEJANZA"